Se ha producido un error en este gadget.

martes, 24 de mayo de 2011

Recuerdo ―con el auxilio de mis notas― que, revisando viejos mapas de la época victoriana[1], la carretera mantuvo su nombre primigenio, al menos, hasta la segunda mitad del siglo XIX (así aparece reflejado en el Greenwood’s Map of London de 1827, en el Mogg’s Plan for viewing London de 1844 e, incluso, en el Watkins Commercial & General London Directory Map de 1852) momento en el que adoptó la denominación definitiva.
Hago notar, a continuación, que se pueden considerar dos hipótesis para comprender el origen del cambio en el callejero, ambas con un denominador común: el Ducado de Grafton.
De tal manera es el empeño que, ineludiblemente, tendremos que hacer un viaje ―virtual― a la pequeña población de Euston (Condado de Suffolk), lugar de asiento de Euston Hall, heredad adquirida y restaurada (al gusto francés, evidentemente) por Carlos II (el monarca de la Merry Olde England) tras su coronación, y legada a Henry Fitzroy[2], segundo de los bastardos[3] del monarca habidos con la hermosa[4] Bárbara Villiers (Condesa de Castlemaine y, posteriormente, primera Duquesa de Cleveland) para el cual proveyó, en 1675, el título de Duque de Grafton. En la época que nos ocupa, el quinto Duque ―homónimo del primero― tenía la propiedad de la mayor de las quintas ubicadas en la New Road, razón por la cual se hace recaer en su estirpe el honor de haberla bautizado con el nombre de solariega mansión.


[1] Existe una estupenda página web (MAPCO) en la que se pueden visualizar algunos de estos planos: http://archivemaps.com
[2] Fitzroy, A. Henry Duke of Grafton, 1663-1690: vice admiral of England and lieutenant of the admiralty, navies and seas of England, master of the Trinity House, colonel of the 1st regiment of foot guards. Henry Holt & Co., New York, 1922.
[3] De hecho, el apellido Fitzroy (que se puede descomponer en el prefijo fitz ―a su vez tomado de la lengua de los normandos de Irlanda: filz  que significa «hijo de»― y la terminación roy una corrupción del francés roi, es decir, rey) era, según las fuentes clásicas, el tradicionalmente otorgado a los hijos ilegítimos de la realeza inglesa. En este sentido, Henry Fitzroy no fue el primero en poseerlo y, ni siquiera, el primero en llamarse de esa manera. El Duque de Richmond y Somerset, nacido en 1519 fruto de los irrefrenables ímpetus carnales del legendario Enrique VIII con Elizabeth Bessie Blount, también fue llamado Henry Fitzroy. Para ser más precisos aun, la más temprana evidencia del patronímico se encuentra en el Condado de Essex en 1245. Para complementar la información es recomendable revisar: Reaney, P.H. A dictionary of English surnames. Rev. 3rd ed., with corrections and additions by R.M. Wilson. OUP, Oxford, 2005
[4] A decir de las crónicas coetáneas, algo que, para mi gusto, no se ve corroborado por el retrato de la noble dama, obra del Estudio de Peter Lely, y una de cuyas tres versiones se encuentra, actualmente, en el Metropolitan Museum of Art, de Nueva York.

No hay comentarios:

Publicar un comentario