Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 25 de mayo de 2011

La otra explicación (confieso que enteramente producto de mis elucubraciones pero tan plausible como la anterior) involucra al tercer Duque (Augustus Henry Fitzroy[1], que formó parte del gabinete del mítico y polémico líder de los Whigs Patriot William Pitt, el viejo y, a la postre, acabó sucediéndole como primer ministro) ardiente partidario ―como buen converso a la causa― de la construcción de la vía en abierta confrontación a la postura del Duque de Bedford, adalid de los que se oponían a su obra[2] por considerar que el valor, así como la integridad de las propiedades que estos nobles regentaban en los terrenos que atravesaba el trazado, se verían notablemente perjudicados, tanto por la carretera en sí como por la presencia, en la misma, de las bestias y carreteros. En este caso, el nombre vendría impuesto como un homenaje, casi un siglo después, a la vehemencia de uno de los más ilustres representantes de la casa de Grafton.
Sea como fuere, lo cierto es que en el Reynolds Map of Modern London de 1859 ya aparece consignada como Euston Road.
Retomo el hilo de la narración principal.


[1] Para un estudio más detallado del personaje y su ‘psicología’ (a través, básicamente, de su epistolario político), recomiendo: Anson, W.R. (Ed.) Autobiography and Political Correspondence of Augustus Henry Third Duke of Grafton K.G. From Hitherto Unpublished Documents In The Possession Of His Family. John Murray, London, 1898
[2] Walford, E. Old and new London: a narrative of its history, its people, and its places, vol. V, p.301. Cassell & Co., Ltd. (no aparece, en la edición que poseo, la fecha de publicación. Ignoro a qué se debe)

No hay comentarios:

Publicar un comentario